El Daño Cerebral Adquirido (DCA) es una lesión producida de forma súbita en el cerebro. Por lo tanto, no es una discapacidad de nacimiento no degenerativa, y sus consecuencias cambian bruscamente la vida de las familias afectadas.

Los principales causantes del Daño cerebral Adquirido son:
 

– Los accidentes cerebrovasculares (ictus) que constituyen la tercera causa de muerte en la población y la primera causa de discapacidad y responsable de entre el 7 y el 10% del gasto sanitario en España.
 

– El traumatismo craneoencefálico (TCE), producido por accidentes de tráfico, laborales, deportivos, caídas o agresiones… Los accidentes de circulación están en el origen del 70% de estas lesiones, que afectan fundamentalmente a jóvenes de entre 15 y 29 años.
 

– También existen otras causas como anoxias, tumores cerebrales o enfermedades infecciosas.

En España hay más de 400.000 personas con discapacidad por Daño Cerebral Adquirido, de las que el 68% presenta dificultad para realizar alguna actividad básica de la vida diaria, y un 45% presenta esta dificultad en grado severo o total.

 

 

.